Habían tantos deseos esperando cobrar vida, como vida en cada deseo que llevaron mis poesías.



Esencia

ESCUCHA CONMIGO...

Por tí
traspaso la frontera
del desnudo,
me bajo del mundo
y suelto las riendas,
para que sean mis poemas
los que respiren por mí,
sin dejar de asistir
donde tu sentir me sea.

Esencia

viernes, 28 de octubre de 2011

CON AROMA Y VERBO






Trépame...y que tus alas reposen
por los bordes de mis piernas,
viajando en lengua sin otro donde
que el jadeo donde me tiemblas.

Rociada de deseo se frunce mi sangre
y todas las llaves abren el fuego
engulléndote dentro hasta quebrarte
en el derrame por mi cuerpo.

Recorre la corriente de tu deseo
el perímetro de la seda de mi piel,
flor y cincel con aroma y verbo
conjugando tus dedos en su red.

Acaricia el roce cuando se cruzan
y arden en lunas apasionadas,
sensualidad atada que nos desnuca
y nos azula en cielos que abrasan.

Esencia

sábado, 8 de octubre de 2011

CRUZO Y DESCRUZO




Un sigilioso jadeo me sigue,
el aliento exhibe sus pulsaciones,
de fondo sones del saxo que suena
como pálpito de venas y constelaciones.

Me vienes lento, corazón desnudo,
mis dedos engullo, mi cuello aprieto,
a contraluz espero, descalzada del mundo
para que todo lo tuyo me aprese dentro.

Aletean mis piernas la inquietud,
el vértigo y la luz que fermenta el deseo,
y el saxo es eco de tu venir excitante
y el furor sangrante que exhala tu cuerpo.

Tendida en la tentación de saberte fuego,
descuartizo y bebo del aire que me falta,
y que en tijeras abras mis piernas en tu cuerpo
para cortarte en jadeos hasta la mirada.

Cruzo y descruzo el umbral de tus paisajes,
decidida al viaje que mora en tus manos,
con el cuerpo derramado y el alma en pie
el deseo deja de ser solo una parte de amarnos.

Esencia

lunes, 3 de octubre de 2011

PERLAS DE LA FORTUNA






Cuentas con las perlas de mi deseo,
anudándome en mi cuello las de tu boca,
desgarrando mi ropa beso a beso
para no dejarme ileso un solo poro de mi ser,
para colmarte el placer de saberte mío,
encauzando el río de mis pasiones
que consagran sus razones en tu cuerpo
sin más fe ni rezo que mi saliva untada,
mi respiración entreortada y mi fuego.

Tu piel me identifica,
y la mía se excita de amor,
la flor que me abres respira
en la suicida horca de tu ardor,
uno de dos fundidos en la cripta
de la vorágine que incita al goce
que la pasión descorre entre venas
diseccionando escenas apetecibles
que traspasan límites y nos condenan
a fantasear con suelta piel sin lindes.

Clavado en el canal de mis senos
te bebo entero gota a gota,
asfixiada en la soga de tu aliento
que me vuela sin tiento como toda tentación,
que me exhala el olor de todas mis frutas
cuando ahondas las grutas de mi pasión
y dejamos de ser dos en esa fragua
del placer que engarza una a una
las perlas de la fortuna de ser tu amada.

Esencia