Habían tantos deseos esperando cobrar vida, como vida en cada deseo que llevaron mis poesías.



Esencia

ESCUCHA CONMIGO...

Por tí
traspaso la frontera
del desnudo,
me bajo del mundo
y suelto las riendas,
para que sean mis poemas
los que respiren por mí,
sin dejar de asistir
donde tu sentir me sea.

Esencia

martes, 16 de agosto de 2011

LA VID DE TUS VENAS








No dejes quieta la inquietud de pronunciarme,
vuelca la sangre en el vuelco de mi alma,
sube mi falda con el fuego de tu hambre
y al susurrarme, que la pasión nos arda.

No esperes que la espera sufra desespero,
pellizcame muy lento con la saliva de tu boca,
arráncale las hojas al libro que no entendemos
para saciar el sabernos con el verso que provoca.

No cierres los ojos de la vid de tus venas,
deslízate y que sea el amor quien se exprese
mordisqueando mi fiebre que por ti se enferma
deseando tu esperma sea quien la sede.

No encarceles los pinceles de mi deseo
dales el vuelo que tus manos custodian
desrizando la memoria para peinarla de nuevo
con el alma en fuego y la lengua en gloria.

No permitas permisos ni promesas adelantadas,
démosle alas a la improvisada aventura,
deslízame la luna cuando la cremallera baja
y la libido nos haga sobrepasar su altura.

Esencia.

1 comentario:

  1. Has cuidado, has mimado, estos versos que son un grito de pasión, una voz que urge a romper límites, tiempos, formalismos, que incita a que el tiempo arda en el deseo sin desperdiciar ni un átomo de vida. Siento esa voz y viene como un recuerdo en mi propia vida, por eso me han llegado tan dentro estos versos.
    Besos.

    ResponderEliminar