Habían tantos deseos esperando cobrar vida, como vida en cada deseo que llevaron mis poesías.



Esencia

ESCUCHA CONMIGO...

Por tí
traspaso la frontera
del desnudo,
me bajo del mundo
y suelto las riendas,
para que sean mis poemas
los que respiren por mí,
sin dejar de asistir
donde tu sentir me sea.

Esencia

miércoles, 26 de enero de 2011

ROSAS DE MI CARNE


Huele la luna a versos
y mi piel a tus instantes,
rosas de mi carne
deshaciéndose por dentro
en la esperanza del cielo
que tus besos me laten.

Suelta el amor sus gotas
rociando mi piel blanca,
con los suspiros del habla
tartamuda de las sombras,
donde la luz nos deja a solas
para sucedernos de alma.

Llega a mis huellas tu llamada,
como un lazo que se anuda
soltándonos como lluvia
la sangre que nos declara
poemas de viva magia
y magos de la fortuna.

Ofrenda su vigilia las pupilas
del corazón que bullente
lento y seguro se entromete
para desnudarme viva,
y concederme a las caricias
que tu amor me desee.

Esencia

5 comentarios:

  1. Hermoso mi niña, como siempre son suaves e intensas tus palabras, tanto que hacen vibrar.
    Un beso y un susurro con mucha dulzura

    ResponderEliminar
  2. Precioso.
    Tus entradas transmiten mucho.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Siento siempre tus versos no como palabras inmóviles sino como un susurro cargado de ternura y sensualidad. En este poema, cada verso va escalando en una llamada de nostalgia y deseo, un deseo que no agota distancia ni ausencia. Y esas metáforas con rosas y carne me encantan. Es una imagen que me parece muy excitante. Preciosos versos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. un poema muy sensual y lleno de ternura a la vez...

    ResponderEliminar
  5. Sensualidad pura...me encantó!!

    Un beso

    ResponderEliminar